20.9.12

LOS JUEVES UN RELATO: TEATRO, MASCARAS, APARIENCIAS






Metrópolis, 20 de setiembre de 2012
Editorial



La vida no es más que un gran escenario, donde todos desempeñamos nuestros roles. Algunos actores se destacan por su actuación refinada, otros por su calidad humana, otros por su cinismo.

¡La vida como en un escenario, nos permite ser tantos!

Y es tan curioso este mundo, que hoy en día los espacios televisivos que ocupaban la ficción, se centran en espiar la vida de los demás seres comunes y corrientes.

Fisgonear, curiosear, chusmear, simultáneamente a la situación que vive cualquier persona, y sobre todo si es puesta en situación límite.

Los noticieros tienen más rating cuanto más suculento y truculento es el plato que se sirve.

Los reality, se convirtieron en tecnología de punta, junto con el HD, y entonces asistimos a la bochornosa derrota de un excelente bailarín clásico que en un concurso de baile es aniquilado por la estrellita de turno que ofrece escandolo y siliconas por igual cantidad.

La política es un  camino más para sacar a flote el histrionismo de muchos. Lucha de poderes en la palestra, a ver cual luce la mejor máscara y no de la sutil delicadeza de las venecianas. El teatro nació para divertimento del pueblo. Hoy el pueblo sufre por la mala actuación y los ruines papeles de muchos simuladores que merecerían premios por su destacada actuación.

Pan y circo, quieren muchos para emborrachar a los de abajo. Pero muchos más son lo que se suben al estrado y lanzan sus proclamas y enarbolan banderas con buenos textos y destacadas actuaciones.

Somos el coro de una tragedia griega. Somos los dioses del Olimpo. Somos lo que queremos ser. Donde y cuando, lo tenemos que decidir nosotros.





NUESTRO RELATO PARA LOS JUEVES


Una madrugada más que toca esperar la prensa para saber qué piensa la crítica de su actuación.

-Genial!!! Superlativa- Decía el crítico de El País.

- Nunca una actuación fue tan auténtica y conmovedora- Afirmaba el comentario de La Nación

- Desvastadora interpretación a la que nos tiene acostumbrado-  Confirmaba la sección de El Vocero Azul

- Floja. De una liviandad descartable este pasaje por las tablas-  Adjetivaba  Primeras Noticias

- Escandalosa y superficial- Sentenciaba la columna de espectáculos de la Voz del Pueblo

- Mejor irse a tomar un café al bar de la esquina que pasar por la taquilla-  Vociferaba El Heraldo de Madrugada

- Será una pena, y no habrá gloria- Auguraba El Observador.

- Se esperaba más de una consagrada como la Gema-  Arriesgaba el Daily Blogger Planet's


Una madrugada más que toca esperar  saber qué dicen los demás.

Dejó de leer. 

El rimel pintaba surcos negros, en su pasaje por las mejillas. 

-Así en la vida como en el teatro, todo es según el color del cristal con que se mire- pensó y recordó lo que alguien le dijo una vez:

" Lo que no mata fortalece".

¿Habrá sido correcto seguir el consejo de aquel sicólogo?

" ¿Y si haces teatro y aprendes a vencer el miedo a los demás?"




12 comentarios:

Neogéminis dijo...

Estupendo, como siempre chico...y por partida doble: el inicio, brillante reflexión sobre los momentos frívolos que nos tocan vivir y el segundo, ingeniosa manera de mostrarnos la difícil tarea de animarse a ser acto/actriz de verdad, arriesgarse a exponerse sobre un escenario desplegando lo mejor de sí para luego ser catalogados según gusto y criterio de quienes se asumen como jueces de lo que otros realizan.
Muy bueno su aporte chicos, les agradezco por sumarse!

Natàlia Tàrraco dijo...

Cada crítica viene de un colorcito, tiene su cosita, depende del color con que se escribe, o ni eso, depende del día que haya tenido el crítico.
Mejor fiarse del espejo corazón en mano, bien o mal, nunca actuamos igual en la misma función.
Besitos con crítica jejeje, incluida a los medios, carta al director. Besitooooo.

José Vte. dijo...

Por las críticas de los expertos muchas veces es dificil saber lo que te vas a encontrar, pueden ser tan dispares como para que a unos les parezca una genial obra maestra mientras que a otros les parece la mayor bazofia.
Visto lo visto, Lo único importante es dejarse llevar por los sentimientos que la obra le produzca a cada cual, sin más. Suele ser el mejor método para acertar en la opinión.
Y estoy seguro que esta idea sirve para cualquier otro aspecto de la vida.

Un abrazo reporteros dicharacheros.

Matices dijo...

Una reflexión que no nos pasa desapercibida porque a diario la observamos cercana en mucho de los casos...
Por otro lado, el actor siempre expuesto, la crítica siempre depende de quien viene mientras antes se asuma que a todos no se puede gustar, la mejor crítica es reconocerse uno mismo...

Besos!!

Carmen Andújar dijo...

Muy buena reflexión. Nunca llueve a gusto de todos. Las críticas afectan; aunque si son constructivas menos, y es verdad que pueden haber críticas tan dispares que parece mentira que hayan visto lo mismo; pero es así. Tomar nota si; pero no creer a pies juntillas.
Un abrazo

Fabián Madrid dijo...

Cuando se reciben críticas tan distintas, creo que algo no anda bien. Si es bueno, puede ser bueno para unos y regular para los más exigentes, pero ser bueno y malo a la vez, me parece raro. Buen trabajo

Pepe dijo...

Magnífica reflexión sobre la banalidad en que se ha convertido la oferta televisiva. El chisme, el bulo, la difamación, la exaltación de lo vulgar, ha sustituido a lo que debería ser un instrumento de información y formación. Lamentable, pero cierto.
En cuanto a la crítica, coincido con Fabián. Una actuación o una obra si a la vez es rematádamente buena y rematádamente mala, es que algo falla en la óptica de los que valoran, salvo que obedezcan a intereses partidistas, alejados de la objetividad que se les supone.
Un fuerte abrazo.

Sindel dijo...

Qué realidad eso de que todo depende del cristal con que se mire, es inevitable escuchar las críticas, lo importante es que nos sirvan para mejorar sin hacernos daño.
Un abrazo.

ibso dijo...

La crítica es interesada (la mala) y constructiva (la buena). Discernir cual es cual es el arte de los que creen en sí mismos.
Un abrazo
ibso

Teresa Oteo dijo...

Bueno, es imposible gustar a todo el mundo; lo importante, es estar satisfecho y a gusto con uno mismo.
Estupendo, reporteros dicharacheros!
Besosssss

Juan Carlos dijo...

Faltaba un relato así, la motivación del actor y el resultado de la misma. Del miedo a los demás al miedo a la críticda, parece que el problema se mantiene, pero en otra dimensión.
Abrazos, chicos.

San dijo...

Para gusto los colores, es lo ooque decimos por aquí, cada cual tiene su opinión, si hemos de vivir con lo que cada quien piense, aviados estamos
Teatro la vida es puro teatro.
Un abrazo.


Este, es un trabajo realizado por dos reporteros de ficción, que con la mayor de las indisciplinas, pretenderán entreteneros con sus informaciones sobre la actividad en nuestro virtual espacio Blogosférico.

Yo sigo The Daily Planet's Bloggers

...y si sientes la necesidad de comunicar, protestar, comentar, corregir, informar, etc. esta es la dirección de la Redacción: clarkylois@gmail.com

Etiquetas