16.12.10

Este jueves, Relato. Historias de ascensor


Metrópolis, 16 de Diciembre de 2010
Nuestro Relato:

Lois intenta, sin resultado aparente, cambiar los horarios de sus actividades en el periódico. Su actividad de reportera, no la obliga a un horario fijo. Así, que varía su llegada y sus movimientos dentro del edificio, soñando darse de cara con él.

Sabe que no es el lugar más lógico para encontrarlo, porque su héroe, su ídolo, su amor platónico, siempre está luchando por la justicia, volando entre ozonos o encaramado a algún edificio menos este, donde corre peligro su anonimato.

El ascensor es el lugar ideal para ese encuentro y siempre está atenta en el piso 82, donde los dibujantes y guionistas componen las tiras de Superman para el suplemento del fin de semana. En su recorrido, casualmente y sin que le produzca el más mínimo interés, sabe que irá subiendo plantas en las que inevitablemente se cruzará con otros héroes de la ficción, héroes que intentaran llamar su atención, seducirla, conquistarla.

Así, en la planta 7ª, sube Batman, el de la fotocopiadora de Producción, que no cesa en su intención de conseguir una cita.
En la 10ª, levita entre las paredes de acero simulando a Spiderman el secretario de Dirección, con sus impertinentes guiños de autosuficiencia.
El mensajero de la 22ª, se insinúa, peinándose el engominado tupé al más puro estilo del Capitán America.
10 más arriba, en la 32ª, el becario de Internacional, le mira de reojo, en una provocadora y fija mirada emulando el atrevimiento de Flash Gordon.
Le suceden, con la misma inútil intención, el aprendiz de Popeye, el musculitos Hulk de paquetería, el ordinario y descarado Conan y hasta percibe en el vacío de la planta 68 la presencia del Hombre Invisible.

Pero hasta ahora, no ha podido cruzarse con su héroe, si lo hiciera, no le quitaría la vista de encima y en el recinto del ascensor vacío de gente en una suposición ideal, le obligaría a una proximidad que imagina seductora y excitante. Todavía no lo consigue, pero sabe que algún día su sueño se hará realidad: estar a solas con su enamorado entre cuatro paredes de metal, cara a cara, y emociones a disparar.

Por ahora solo se cruza con el serio de Clark, con quien disfruta de una distante amistad, pero que no le llega ni a los talones a su hombre ideal.

- Hola Clark ¿ alguna novedad interesante para hoy?-
- Nada espectacular, Superman acaba de rescatar en el ascensor de la Chrysler a un niño que quedó encerrado tres horas con su mamá.-

¡Cáspitas!, por los santos rascacielos -piensa Lois- podría ser Clark el que salve a la humanidad y Superman el que se encuentra conmigo en el ascensor.
Blogs recomendados:

Gustavo en Micro, sede de los relatos de los jueves, donde encontrarás cuentos relacionados con el tema propuesto cada semana.

Terapia de piso, reflexiones cotidianas, prosa sencilla y directa. De ti para mi, una realidad pegado al húmedo césped.

6 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Muy buen reportaje piso por piso sobre los héroes del cómic voladores la mayoría, o elevadores de líbidos. A veces en el ascensor, donde las distancias son excesivamente cortas, se nos corta la verborrea, disimulamos, no miramos a los ojos, inquietos por llegar al piso 69.
Ayyy, Lois, no te percatas de lo que tienes delante, corta de vista o demasiado cerca.
Excelente paseo coloreado viñeta por viñeta, con cierto encanto a lo años 50-60. Besitos afamados reporteros, Lois y Clark.

Neogeminis dijo...

jajjaja un muy probable encuentro el que nos traen para este jueves, chicos!...se ve claro que esta Lois tiene unas ganas locas que su amor platónico deje de ser tal! jejejejee...pero está tan obnubilada por la capa y los superpoderes que no se da cuenta que el susodicho, está mucho más cerca de lo que imagina! jejeje
Abrazos por dos!

Verónica Marsá dijo...

Mira, los voladores no necesitan de ascensor! Unos zapatones enérgicos o calcetines con chispas de Campanilla que me eleven con ellos!!!! Me los pido para papanoel!

Besitos, un par!

gustavo dijo...

viniendo piso por piso, por fin he llegado al de los reporteros más dicharacheros de ...
la verdad, señores reporteros, se han marcado un relato...xX, que en latín si mal no recuerdo, es un 10.
sabeís, pensaba comentar de una guisa tal que esta: el señor gus acaba de decidir que se vestirá de héroe para quedar deslumbrada a la señora reportera...pero no...ese final me dice que ¡¡cuántas veces estamos delante de la persona ideal, esa persona a la que apenas prestamos atención y otras tantas la dejamos marchar de nuestro lado!
muchas veces el tren pasa una sola vez en la vida de cualquier mortal...
besos, reporteros.

Medea dijo...

Ayyyy Lois,¡¡que poco observadora!! Pero no te has dado cuenta que tras las gafas de Al...digo de Clark esta el superhéroe el de los rascacielos, los ascensores, dale al botón de parada ¡¡es el!! Y tú venga a subir y bajar, venga a bajar y subir sin prestarle atención, hasta la redacción tienes tantos pisos hasta la 82º o desde la 82ºTodos los días ascensor arriba, abajo deseando a quien tienes tan cerca sin darte cuenta de que está ahí y en ocasiones es ese amigo con el cual no se te hubiera ocurrido plantearte otro tipo de relación.Un beso chicos y abran bien los ojos jeje

Juan Carlos dijo...

Muy buena, muy de los comics que leía en mi infancia de superman.
Abrazos a los redactores.


Este, es un trabajo realizado por dos reporteros de ficción, que con la mayor de las indisciplinas, pretenderán entreteneros con sus informaciones sobre la actividad en nuestro virtual espacio Blogosférico.

Yo sigo The Daily Planet's Bloggers

...y si sientes la necesidad de comunicar, protestar, comentar, corregir, informar, etc. esta es la dirección de la Redacción: clarkylois@gmail.com

Etiquetas