13.8.10

Sólo, un hasta luego


Editorial


Metrópolis, 12 de Agosto de 2.010

Hoy me levanté muy temprano, me inquieta no tener unos días libres, porque aunque para mi no es temporada veraniega, el año se hace sentir (no los años, porque siendo un personaje de ficción, esas cosas no me aquejan) y necesito un poco de descanso reparador.

A Clark le han tocado porque él generalmente pernocta en el hemisferio norte, y por allí están en temporada estival, disfrutando de 40 grados de calor a la sombra, sobre el nivel del mar y cerca del aire acondicionado pero por aquí hace un frío de novela, anuncian la 4ª ó 5ª ola polar, como si se tratase de la 4ª ó 5ª temporada de Smalville y entre ésta ola de frío, la ola de arrebatos y secuestros Expres, más la ola de paros en las oficinas públicas, NO DOY MÁSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!

Así que he decidido hablar con mi historietista, ponerlo al tanto de lo que me pasa y ausentarme unos días de la redacción. Si el señor ilustrador no se convence con lo que le digo, tengo además el apoyo del dibujante que advierte lo inquieta que estoy y no puede delinear mi cuerpo con su habilidad de siempre. El entintador, también se ofrece a hablar con el jefe: no hay forma de dar color a mis mejillas, verdaderamente estoy pálida de cansancio y falta de sol, encerrada entre estos cuatro cuadros siempre corriendo por alcanzarle a Superman su capa.

El rotulador, me ha dicho que me encuentra muy cabizbaja y callada y así no puede con su oficio. Y el editor, al fin del cuenta no da con la tecla adecuada porque de plano le fallan los personajes.

En cualquier caso si no me lo permiten por las buenas, hago paro de dibujos caídos y me escapo. Me han invitado a una yerra en Cerro Largo, quiero ver la parición de corderos en Treinta y Tres y si puedo me doy una vueltita por todo el Uruguay Natural, es que la pradera oriental, siempre es disfrutable y hay mucho para ver.

Los veo a la vuelta. ¡A pasarlo bonito!

Lois.


Llega el calor y bajas la guardia, aguantas sabiendo que los límites están cerca, la amenaza del sofoco veraniego es sólo un dato registrado en el debe de tu razón.
Llega el calor y haces un punto y aparte, estamos saturados, extenuados, nos falta el aire y nos sobra la confianza, sólo dos semanas de pulsar otras teclas, regenerar la piel y de nuevo a la carga, aires frescos, los mismos retos, pero estos vendrán recién Bañados en frías aguas.


De nuevo la necesidad de comunicar amenazará con infiltrarse hasta lo más profundo de todos nosotros y cualquier excusa será buena para noticiar lo noticiable.
Y ahora imaginemos que nos perdemos en el azul profundo que hay entre la luna y el mar, hacemos equilibrios en el horizonte y nos damos un respiro mientras el mundo sigue moviendo los muebles.

Prometemos un apasionante regreso, el que el contacto virtual con esta realidad, que algo de mentira tiene, nos proporcione la sensación de ingravidez necesaria para seguir con la imaginación fija en el aire.

Clark

3 comentarios:

Neogeminis dijo...

A ambos:
no busquen excusas en los embates del clima! jejeje...cada quien en su hemisferio, hagan lo que tengan que hacer,tómense un tiempo, descansen...y retomen el Daily renovados y alertas, que aquí los esperamos!!!

Abrazos con capa!

pilar dijo...

Besos a los dos, descansar, y que no decáiga

Carmen Andújar dijo...

Si que estáis ocupados co tanto delincuentes, espero que descanséis
Un abrazo


Este, es un trabajo realizado por dos reporteros de ficción, que con la mayor de las indisciplinas, pretenderán entreteneros con sus informaciones sobre la actividad en nuestro virtual espacio Blogosférico.

Yo sigo The Daily Planet's Bloggers

...y si sientes la necesidad de comunicar, protestar, comentar, corregir, informar, etc. esta es la dirección de la Redacción: clarkylois@gmail.com

Etiquetas