21.8.14

Este jueves, relato: "La Foto de mi Vida" por Paco Alberola


Instantánea:
Como fotógrafo me apasiona la fotografía... 
Y aprovecho fotografiar sin ser fotografiado.

La Foto de mi Vida:

     He sido fotógrafo profesional y, ahora ya jubilado, vocacional. Tengo por delante un largo camino para recuperar y digitalizar los miles de negativos de mi archivo.
     Hace poco encontré esta foto (1970). Para desmitificar esa célebre frase de “una imagen vale...” puedo asegurar que esta fotografía, sin el relato que la acompaña, no significa mucho; excepto para los fotografiados.

     Os cuento, de izquierda a derecha: José Mª Gorris (artista gráfico y diseñador de juguetes eróticos), Mari, Estrella (mi pareja), Ximo (panadero y pareja de Mari), Rafa Solbes (uno de los dos componentes del Equipo Crónica), Monique (pareja de Gorris) y Luisa (pareja de Solbes).
     
      Nos planteamos una excursión a esa vieja y deshabitada casita de montaña, propiedad de Ximo. Situada a unos dos kilómetros de Denia (Alicante) camino de Xabia. (Con el tiempo y rehabilitada existe como “Music-Bar” con el nombre de Betibó).
     Llevamos un cordero para asarlo al estilo “vaqueros”. Nuestra inexperiencia acabó, como podéis observar, en esa repulsiva figura negra que flota entre nosotros. Como era incomestible  abandonamos en ese espacio al pobre cordero chamuscado. Afortunadamente, el bueno de Ximo, había traído unos excelentes panes hechos por él durante la noche anterior, y un  tarro de ajoaceite. Con el vino de la garrafa no salimos malparados. Mientras, el cordero, se llenó de grandes moscas. Cuando nos íbamos decidimos deshacernos de ese amasijo de carne, pero la pareja Gorrís y Monique lo empaquetaron entre periódicos y se lo llevaron.

     La historia termina 15 días después cuando nos invitaron a cenar a Manolo Valdés (el otro componente de E. Crónica), su pareja Rosa, Estrella y un servidor.
     Resultado: la cena era un “guisadito” de los restos del cordero, (circunstancia que nunca confesaron). Estaba bueno...muy bueno.  Y nosotros, los cuatro invitados, lo sabíamos.

PD.
(Los tres varones de la foto han fallecido. Las mujeres y yo estamos a salvo. El cordero no tiene ninguna responsabilidad)



14 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Una historia cargada de emotividad inspirada a costa de una foto...y de un pobre cordero sacrificado
=)

Tracy dijo...

Aunque la foto no logro verla, estoy en el más allá, volveré a ella cuando esté en la civilización porque el relato me ha picado la curiosidad, además de haber disfrutado leyéndolo.

Tracy dijo...

Aunque la foto no logro verla, estoy en el más allá, volveré a ella cuando esté en la civilización porque el relato me ha picado la curiosidad, además de haber disfrutado leyéndolo.

Yessy kan dijo...

Me encanta tu relato, tus palabras lograron transportarme a esos momentos que sin duda alguna disfrutaste alrededor de buenos amigos. ¡Ay! Del cordero, menos mal no fue sacrificado por gusto, y gracias a las chicas que supieron sacarle buen provecho con ese guisadito. Genial!
Saludos

Encarni dijo...

La verdad es que la foto puede parecer cualquier cosa, menos un festín con cordero incluido. Hay que ver como en muchos casos las apariencias engañan.

Un beso

Juan Carlos dijo...

Una foto con historia, una historia divertida, de amistad, de compartir mucho, incluso un pobre cordero chamuscado.
Y de sacar provecho de cada momento, incluso del pobre cordero chamuscado.
Un abrazo.

Sindel dijo...

Una de esas historias que no tienen fecha de vencimiento, que siempre que se recuerdan nos dibujan una sonrisa. Me gustó mucho conocerla y aún más poder verla retratada en esa fotografía. A la vez, sobre el final el relato de esa vivencia tiene una fuerte carga emotiva ante las ausencias que nombras.
Un abrazo enorme.

Charo dijo...

Te confieso que no había visto el cordero (tan chamuscadito el pobre)hasta que no leí el relato y lo busqué, ja ja...al principio pensé que habíais encontrado un cadáver o algo así. Una historia divertida para recordar siempre aunque por desgracia muchos de sus componentes ya no estén.
Encantada de leerte!

Leonor dijo...

Al ver la foto creí que buscabais algo en un mapa, después de leer tu crónica busqué al cordero que no sé de dónde se pudo sacar algo aprovechable.

Buenos recuerdos.

Un beso.

Alfredo Cot dijo...

Hombre Paco... un poquito chamuscado sí que se ve, y a muchos les gustan las chuletas "suela de zapato" pero sé que no es le caso.
La foto es muy interesante, tanto como un documento que sirva para ilustrar alguna biografía.

Gracias por participar y un abrazo.

leica dijo...

Gracias a todos por vuestra benevolencia. Me he dedicado toda la vida a la fotografia. Escribo poco y leo menos.
Pedirme un retrato y no un relato. No sé si eso admite un "pulsito"....
Pero es bonita la experiencia de participar entre tantos "letrados" y no de toga, precisamente.
Un abrazo a todos y especialmente a Alfredo, que me ha traido hasta aqui.
Paco Alberola/ fotógrafo

San dijo...

Paco un placer compartir este jueves de relatos y disfrutar de tu imagen y de tu historia. Recuerdos que quedan siempre vivos pase el tiempo que pase.
Un abrazo.

Verónica Jazzy dijo...

Qué bonita historia, grandes recuerdos.
Abrazos

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Es la primera vez que he leo algo tuyo. Soy Sueños de sinceridad, y lo que me ha quedado de esa foto es el compañerismo, la risa que tuvisteis que echaron con el cordero. No es una foto, hubiera sido un buen vídeo lleno de recuerdos.
Me ha gustado leerte y seguro que entrare por aquí con más frecuencia.
Un saludo y encantado


Este, es un trabajo realizado por dos reporteros de ficción, que con la mayor de las indisciplinas, pretenderán entreteneros con sus informaciones sobre la actividad en nuestro virtual espacio Blogosférico.

Yo sigo The Daily Planet's Bloggers

...y si sientes la necesidad de comunicar, protestar, comentar, corregir, informar, etc. esta es la dirección de la Redacción: clarkylois@gmail.com

Etiquetas