9.3.11

Los jueves, relato. Ellas



Metrópolis, 10 de Marzo de 2011

Editorial.
Por Lois Lane.

Feliz día, el de hoy, también lo fue el de ayer... ¿y el de mañana?
Soy la afortunada mujer que camina sobre sueños,
dispuesta a que si aquí terminase el camino, aquí mismo plantaría un árbol que recordase que en la tierra fui feliz.

Ha sido un camino arduo, escarpado, difícil, variopinto.
Un camino que agradezco, sembrando flores en sus orillas que despiertan sonrisas alrededor.

Feliz día, agradecida pero también comprometida.
Porque hay muchas, muchísimas, hay muchos, muchísimos,
que no conocen ni siquiera el agua clara para saciar su sed.
Para ellas, las injustamente desiguales, ojalá la vida les regale un gran amor, una gran ilusión, un gran amigo, un hermoso viaje, un bello collar, además del plato de comida y del vaso de agua, que no deberían reclamar.

Feliz día, así sin que me tilden de pretenciosa, lo que he vivido de bueno basta para estar agradecida. También sé que habrá más y que venga lo que venga, trataré de estar de pie, en la salud o la enfermedad, en la alegría o la tristeza, y que solo depende de mí la actitud con la que me pueda enfrentar.

Solo ruego, en ser la ELLA que haya servido para enaltecer sin rebajar, enamorar sin destruir, alimentar sin envenenar, trabajar sin malgastar, sostener sin reprochar y ser la pieza de este enorme puzzle donde todos los colores, estados, preferencias, inclinaciones, vocaciones, pelos y señales, son posibles y necesarios.

Feliz día, para un mundo plagado de injusticias, donde sólo puedo agradecer por mí y pedir por los desamparados y olvidados, mujeres y hombres de edad y color que sean, porque de ellos debe ser el privilegio de vivir con dignidad y en paz.


El día de la Mujer trabajadora, no es día de celebraciones festivas, sino de lucha reivindicativa por la obtención de una igualdad de desarrollo que no limiten las posibilidades de intervención en la vida social.

Por la desaparición de las desigualdades y la discriminación, que generan diferentes formas de dominio, relaciones violentas y segregaciones basándose en esta diferencia sexual. Es algo más sencillo que intentar vincular el recuerdo de los logros conseguidos, con eventos de connotación comercial. Y algo más serio que negar la evidencia de los resultados obtenidos porque inevitablemente esta celebración la protagonice la alcaldesa de turno.

Lo que realmente cuenta, es lo que queda por hacer y esperamos con impaciencia el día que a nuestra redacción noticias como estas dejen de serlo por excepcionales y simplemente se conviertan en algo habitual:

Fauzia, una mujer berebere de 31 años, vivía prácticamente aislada en casa hasta que decidió asistir a cursos para obtener un título de FP. Ya ha dado el paso crucial: salir de casa, combatir un aislamiento abonado por la tradición marroquí, llevaba casi veinte años sin asistir a un aula. la familia la empujó a dejar las clases para que atendiera el hogar, contraer matrimonio, criar una familia y cuidar de los hijos. Ahora sueña con estudiar, trabajar y ser autónoma e independiente en un país en el que quiere seguir aprendiendo y saber lo suficiente hasta conseguir un empleo.

Naima Rifi, oficial del Ejército de Libia, tiene 46 años, dos hijos y una nieta. Y está orgullosa de ser leal a su pueblo, ahora en el lado de la oposición. Su juramento es de lealtad a su país y su país es el pueblo
La comandante ofrece una imagen muy diferente de la guardia personal de amazonas que rodea al coronel Gadafi. Seria, disciplinada, femenina y profesional. Desempeña las mismas funciones en un colectivo en el que el numero de mujeres es cada vez mayor.

Nawal El Saadawi, feminista, psiquiatra, escritora y activista egipcia, denuncia la castración de las mujeres. Sus críticas a la interpretación del Islam que institucionalizaban el patriarcado represivo que impedía crecer a las mujeres la llevaron a perder todos sus puestos en la sanidad pública de su país, a la cárcel y posteriormente al exilio. Hoy, tras participar en las revueltas de la plaza de Tahrir, se siente más esperanzada que nunca: "Es el momento de la mujer egipcia", dice feliz.

Asmaa Alghoul es una bloguera de Gaza. Divorciada, harta de obedecer a la familia o el marido, por fin hizo lo que ella quiso y se quitó el velo. "Me lo quité y sí, la gente te critica ¿y?" Y además se inventó un Blog.
La Red libera a estas blogueras, disfrutando desde sus páginas de una libertad que el embargo israelí y las reglas de una sociedad conservadora les arrebata. Tiene 29 años, un hijo de seis y está divorciada. Es una de las voces más críticas con Hamás de todo el territorio.

Rana Baker, es una estudiante de Administración de Empresas en la Universidad Islámica de Gaza, de 19 años, a la que le gustaría ser periodista y que hace sus pinitos en una radio local. En su blog escribe en inglés porque dice que lo que ella intenta es "hablar con el mundo que hay ahí fuera". Las entradas de su blog hablan de su niñez, de su vida adolescente y también de política.
"Me he dado cuenta de que los jóvenes podemos exigir a nuestros gobernantes. Seamos hombres o mujeres. Si participamos juntos en la revolución, entonces seremos iguales".

Lina Al Sharif, periodista Palestina, se queja de que, por el hecho de ser mujer, tiene que someterse a unas normas que dificultan su trabajo. Cuando sale a cubrir alguna noticia, siempre tiene que acompañarle un hombre, y cuando anochece tiene que estar en casa. Para ella su Blog es una manera de romper el embargo mental. Aunque lo que ella quiere es la libertad real, no la virtual.


Fuente de información: El País

16 comentarios:

CAS dijo...

Aunque lo firme Lois, se, porque me lo informaron en gerencia, que la nota la elaboraron ambos y el esfuerzo fue en común.
Me gusta.

maria jose moreno dijo...

Para ambos mi felicitación por la manera de acercarse al tema y lo que decis que comparto, sobre todo en lo de la busuqeda de la igualdad desde la igualdad no en remarcar las diferencia.
Un besazo para ambos reporteros

San dijo...

Cuando pensaba en este relato Ellas, quise buscar vidas de mujeres de hoy, chicas jovenes comprometidas con esta sociedad en la que vivimos, curioso que las mismas en las que me paré y llamaron mi atención fueran estas que vosotros traeis aquí. Jovenes valientes donde las busques.
Me ha gustado vuestro relato. Igualdad y compromiso.
Un abrazo reporteros.

Susurros de Tinta dijo...

Este jueves se está saliendo o soy yo que llevaba mucho sin leeros y estoy disfrutando como una enana, pero esta entrada es estupenda, un registro reivindicativo distinto, desde el positivismo, la felicidad, la energía que transmite tanto el texto de introducción como el ejemplo de esas valientes mujeres que deciden romper con lo establecido, me ha llenado de felicidad y de ganas mucho más que cualquier arrenga despreciativa contra las injusticias, me ha gustado mucho, mucho, mi enhorabuena a los dos y miles de besossssssssss

Pepe dijo...

Para muestra dicen que basta con un botón. Vosotros nos habeis mostrado varios botones de muestra. Mujeres comprometidas en su particular lucha por vivir en libertad. Me ha gustado el enfoque que le habeis dado a vuestra entrada sobre ELLAS.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Hay que brindar por todas estas mujeres y ayudarlas a que puedan romper las barreras que aun quedan en todos esos países.
Un abrazo

Teresa Cameselle. dijo...

Todas esas mujeres son la esencia de la esperanza.
Esperanza para un mundo mejor, que ellas ya van construyendo con su ejemplo.
Magnífico reportaje, Lois y Clark.

Ceci dijo...

Un encanto de nota! Felicitaciones a los reporteros!
Nos han brindado con magistralidad una visión saludable, ejemplar y llena de optimismo de las ellas en otros rincones del mundo.
Besos a ambos

MARISOL dijo...

Hago mía la felicitación y os felicito yo a mi vez por tan buena entrada... Me admira leer sobre estas mujeres que describis, son un ejemplo, igual que tantas otras anónimas que trabajan y luchan por un mundo mejor, teniendo tanto en contra.
Un beso

Natàlia Tàrraco dijo...

Lois y Clark, a cuatro manos, jejeje, os esmeraís siempre, lo tenís por la mano siendo cuatro. La declaración primera es para aplaudirla y suscribirla de cabo a rabo. La información segunda me llena de orgullo por las mujeres del mundo islamico, existen muchas como las que citaís, dispuestas a luchar por la igualdad y las libertades en sus pueblos respectivos. Que lo consigan, ánimos a ellas y ellos en esta época de esperanzados aunque costosos en vidas, cambios.
!Vivan! !Salve! a todas ELLAS.
Otro artículo de primer, plé reportero y reportera, olé Daily siempre atento al momento. Besitooos.

LUNA dijo...

Querido amigos,
La gente de vuestra profesión suele decir que la buena noticia, no es noticia...
Pero vosotros habe´si demostrado todo lo contrario.
Primero habéis hecho una oda a los buenos propósitos, al compromiso con la felicidad, con la paz, con la concordia.

Luego nos habéis mostrado la vida de mujeres en una cultura donde la mujer no tiene voz.
Pero estas mujeres, y otras muchas, como a lo largo de la historia, han decidido que no quieren vivir asi y se han puesto en marcha.

He decidido que de ahora en adelante, lo que más me va a importar en la vida son las cosas felices, positivas.
Voy a reiterar el positivismo.
Voy a procurar contar las cosas buenas que veo y que siento.
Voy a dejar de ser la mayoría silenciosa.

Por cierto, hace un dia maravilloso, pero si llueve, le vendrá muy bien al campo....
Os quiero.
Un besito grande, grande,

Matices dijo...

Me parece estupenda esta entrada que auna en una todas las escritas. La igualdad vista desde el punto positivo, de trabajar en igualdad y mirando hacia los mas desfavorecidos, respetar para que nos respeten, son las bases para trabajar.

Los ejemplos de estas mujeres que buscan su libertad propia, y la de su pais exponiéndose y mostrándose es admirable.

Besos "equipo"...

Atalanta dijo...

No podemos esperar hasta que el mundo cambie...ni hasta que venga nuevos tiempos que nos hagan cambiar a nosotros, ni esperar a que llegue la revolución y nos arrastre en su nueva carrera. El futuro somos nosotros mismos.

Beatrice Bruteau.

Besos revolucionarios.

pilar dijo...

besos a él y a ella

gustavo dijo...

tengo una convicción:
es bastante más fácil someter a una parte de la humanidad, en este caso a casi el 50 % de la humanidad, que darle la libertad de movimientos.
a modo de ejemplo:
no conozco una sociedad más machista que la de los gitanos. ¿qué ventajas tienen los hombres gitanos...por supuesto que hablo de los que yo conozco...no digo que todos sean así...? tiene una ventaja primordial: se tocan casi todo el día los cataplines....y si ello no fuera suficiente, presumen de ello, y si no fuera suficiente, nunca osan hablar de sus mujeres como iguales, estas son eso, simples cosas o casi, amén de que ello les permite cuando llegan a viejos...la excusa es su sabiduría...seguir siendo mantenidos, son los patriarcas, cómo no...pero la mujer nunca podrá ser patriarca...
en fin, que considero que es más fácil someter que dar libertad...el miedo es muy fuerte, el miedo a perder privilegios.
medio beso a cada reportero a cual más dicharachero.

Medea dijo...

Felicitaciones a ambos por este reportaje que nos hace iguales en el sexo, en el color, la edad, que nos hace iguales en derechos y deberes.
Felicitaciones a ambos por esos ejemplos de mujeres luchadoras que conseguirán que algún día seamos verdaderamente UNO en esta contienda. Un beso pero...muy grande a los dos en la igualdad.


Este, es un trabajo realizado por dos reporteros de ficción, que con la mayor de las indisciplinas, pretenderán entreteneros con sus informaciones sobre la actividad en nuestro virtual espacio Blogosférico.

Yo sigo The Daily Planet's Bloggers

...y si sientes la necesidad de comunicar, protestar, comentar, corregir, informar, etc. esta es la dirección de la Redacción: clarkylois@gmail.com

Etiquetas